Puede parecer que una bañera con el rebosadero agujereado, roto o inexistente sea un grave problema, pero en Esmalder.com sabemos bien como solucionar estas situaciones.

En este caso había que reparar el rebosadero y esmaltar de nuevo una bañera marrón, así que manos a la obra.

Aplicamos una espuma de poliuretano que le dará cuerpo al agujero que tenemos y nos permitirá trabajar mejor después. En este caso tuvimos que reparar varias zonas de la bañera.

Lijamos las partes desconchadas, retiramos el oxido que se había formado y quitamos el cordón sanitario antiguo.

Preparamos la bañera para la imprimación, siempre tapando las zonas que pueden verse afectadas, esmaltamos y volvemos a realizar el cordón sanitario antiguo.

El resultado es una bañera marrón preciosa que está como nueva, un rebosadero nuevo y otro cliente contento.

Las cosas pueden hacerse de muchas maneras y a nosotros nos gusta hacerlas bien.

Categorías: Sin categoría

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *