Nuevos retos.

Si hay algo que nos gusta en nuestra empresa es enfrentarnos a nuevos retos. Y aunque cada trabajo en sí ya lo es, a veces se nos presentan oportunidades magníficas para poder emplearnos a fondo. Y en esta ocasión nos llamaron para algo realmente interesante. Nos pidieron desde el Pavelló Poliesportiu de Constantí (Tarragona) que nos encargáramos de la reparación de la bañera de hidromasaje para 8 personas que allí tienen en la zona de agua para uso público junto a la sauna.

La gran bañera en cuestión presentaba síntomas de auténtico desgaste y a pesar de un esmaltado anterior, no había podido resistir el incesante y cotidiano ritmo de visitas. En circunstancias normales, un hidromasaje ya requiere una preparación y aplicación especial sobre todo a la hora de planificar los pasos a seguir y la secuencia de pintado.

Para Esmalder un reto así es algo que nos anima a seguir haciendo nuestro trabajo día a día. No importa el tamaño ni el lugar. Confía en profesionales. Confía en Esmalder.

 

 

 

 

Categorías:

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *