En ocasiones, un desagüe perforado ocurre cuando por el paso del tiempo, la cal y los productos de limpieza y de baño, ocasionan que el desagüe de la bañera acabe agujereándose y sufriendo manchas de óxido y suciedad. En Esmalder podemos solucionar este problema de manera sencilla y sin molestias para nuestros clientes. En este post explicaremos el proceso paso a paso de cómo reparamos este problema.

Una vez localizada la perforación, el siguiente paso es rellenar el hueco con espuma de poliuretano para así cubrir por completo cualquier otra fisura que pudiera haber en la zona cercana. La característica de esta espuma es su gran capacidad de expansión rápida y secado.

Una vez hemos retirado el sobrante de la espuma y adecuado la zona, todo que listo para proceder al esmaltado de la zona del desagüe. El esmaltado final incluye la propia pieza del desagüe para así evitar futuros problemas de óxido y corrosión.

 

 

Categorías:

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *